Biotipología en lo cotidiano y en lo laboral

Todos nosotros venimos de distintos caminos, que nos llevaron a vivir distintas experiencias, ver distintos paisajes, e incluso adoptar códigos y costumbres diversas. Modos de comer, idioma, actitudes. Más cada uno de nosotros lleva el misterio de la vida, la magnitud de la creación en cada cromosoma. Y esa fórmula genética con la que nacemos, imprime a nuestra vida ciertas cualidades únicas y propias, aunque con semejanzas no sólo con los otros seres humanos, sino con todo lo viviente. Eso es el biotipo individual, o tipo constitucional que confiere a nuestro rostro rasgos peculiares, más triangular, de formas rectas, ovalado o redondo. La tendencia a la delgadez o a una contextura más robusta, el tono muscular, ya sea hipertónico o hipotónico, que va a expresar una tendencia más o menos activa. Somos un todo y así como hoy la ciencia reconoce y demuestra la posibilidad diagnóstica por el iris, también cada parte del cuerpo, como un holograma contiene y expresa la totalidad. Este concepto nos permite ir comprendiendo que la Biotipología no trata de encasillar, sino de comprender la maravilla de la complejidad del ser humano, comenzando por lo más fácilmente observable que es su manifestación física. Desde Hipócrates 466ac, hasta hoy con la moderna endocrinología, y los aportes de la neurociencia, se va profundizando e investigando con más precisión conocimientos que en un principio fueron empíricos.

Ventajas de la Biotipología en el quehacer humano
Conocerse y conocer al otro para comprender, aceptar y amar, ayudando a crecer y desarrollar sus potenciales con profundo respeto por su identidad, única e irrepetible. Buscar soluciones para resolver problemas concretos. Conocer para comprender, aceptar y ayudar a crecer. La información ayuda a conocer y comprender, especialmente si el método se basa en experiencias y vivencias, que permiten que la información cumpla su objetivo siendo transformadora, pues al informar, da nueva forma. No se trata sólo del acopio de datos de manera enciclopédica. Se trata de una educación biocéntrica, transformadora y vivencial, cuyo eje es el cuidado de la vida, generando vida y preservando la existente.

BTL (Biotipología) en Selección de Personal y RRHH
BTL aporta una herramienta fiable para conocer el tipo constitucional y poder captar con inmediatez las características individuales, mediante la observación de los rasgos físicos y
comportamentales.
Optimizar y agilizar la selección, disminuyendo los riesgos , en lo que hace a adecuación al cargo y enfermedades laborales. Abrir la oportunidad de desarrollo de potenciales, pues
un ámbito laboral adecuado al postulante, aumenta la satisfacción del cliente interno y permite a la empresa un mayor aprovechamiento de los recursos humanos con que cuenta. Esta es la posibilidad que nos abre saber Biotipología.

Estela Piperno
Biotipóloga